El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó este martes el llamado a concurso para adjudicar la licencia de la banda de frecuencias para la prestación del servicio de telecomunicaciones de quinta generación (5G), por 20 años, optando por la "neutralidad tecnológica" en respuesta a las presiones geopolíticas.

Según dos resoluciones publicadas este martes en el Boletín Oficial, el Enacom elaboró pliegos de bases y condiciones para la adjudicación de la banda de frecuencias comprendida entre 3.300 a 3.600 MHz destinada al llamado Servicio de Telecomunicaciones Fiables e Inteligentes (STeFI).

La Enacom recomienda la utilización de un ancho de banda de 100 MHz por prestador para "garantizar" la prestación del nuevo servicio con la calidad adecuada.

Claudio Ambrosini, presidente del Enacom.
Claudio Ambrosini, presidente del Enacom.

El precio base de cada lote se fijó en 350 millones de dólares y será el mercado el que estipule su valor real mediante el procedimiento de puja que efectúen los participantes, indicó un comunicado del Enacom, y su titular, Claudio Ambrosini, declaró a los medios que Argentina podría recaudar 1.000 millones de dólares.

Se prevé que las interesadas serán las actuales operadoras de telefonía celular en Argentina -Claro, Movistar y Telecom-, las cuales tendrán tiempo hasta el 29 de septiembre para presentar sus ofertas.

En los primeros días de noviembre Argentina estará en condiciones de hacer la subasta para adjudicar las licencias, según indicó Ambrosini.

Tecnología de tres gigantes

Los tres proveedores internacionales de la tecnología 5G son la china Huawei, la sueca Ericsson y la finlandesa Nokia.

El servicio de 5G es parte de la disputa geopolítica entre Estados Unidos y China, pero el Gobierno argentino optó por la "neutralidad tecnológica" y evitó guiar la licitación hacia alguna de esas tecnologías, explicó Ambrosini.

Una parte de la banda -entre 3.600 a 3.700 MHz- se transfirió a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), para la implementación de un plan estratégico de conectividad.

Previsiblemente, los representantes por la oposición en el directorio del Enacom no acompañaron la aprobación del llamado a licitación, argumentando que fue decidido "sin consulta pública", ni la transferencia de 100 MHz del espectro dedicado a 5G a Arsat, bajo la sospecha de que se pretenda montar una empresa de telefonía celular estatal o que Arsat vaya a asociarse con algún privado sin pasar por los procesos de compulsa pública vigentes, según publicó Silvana Giudici, expresidenta del Enacom, en sus redes sociales.

Dominio público

En Argentina, el espectro radioeléctrico es un recurso intangible, finito y de dominio público, cuya administración, gestión y control es responsabilidad indelegable del Estado, en tanto el Enacom asigna bandas de frecuencias para la prestación de servicios y sistemas de radiocomunicación por asignación directa, mediante licitaciones, subastas o concursos públicos, y a demanda.

El Enacom prevé que la llegada de la tecnología de 5G a Argentina aumentará la velocidad de conexión, reducirá al mínimo la latencia (el tiempo de respuesta de la red) y multiplicará exponencialmente el número de dispositivos conectados.