Como cada 1 de agosto, pueblos originarios de Argentina, Bolivia y Perú celebran el Día de la Pachamama para agradecer y bendecir los frutos de la Madre Tierra y pedirle buenas cosechas. Esta fecha también se convirtió en un día de concientización sobre el uso de los recursos naturales y la importancia de cuidar el medio ambiente en todo el país y Latinoamérica. 

En este marco, en “Sin Tiempo para Siesta”, el programa de Josefina Pouso, por Canal Extra TV, dialogaron con Magda Choque Vilca, ingeniera agrónoma, sobre la importancia de reivindicar el agua, la biodiversidad y la tierra. La especialista sostuvo que es importante “resignificar la tierra” y tomar conciencia sobre el cuidado del agua. “Pensemos cuando estemos lavando la vereda con agua potable, que sus vecinos (por los habitantes de Uruguay) no tienen agua para tomar”, planteó.

Del Instagram de extraextra.tv

También enfatizó en la valoración de los alimentos y dio el ejemplo. “Ese tomate que me estoy comiendo estuvo en alguna mano de algún agricultor que lo sembró, lo cuidó y lo cosechó”, remarcó.

En este sentido planteó que debemos cuestionar lo que nos llevamos a la boca. “Tenemos globalizado el gusto y mercantilizada la cultura”, disparó. Vilca enfatizó la importancia de volver a lo auténtico e identificativo de nuestras tierras. “Argentina es tan rica en culturas y tan rica en diversidades”, expresó.

“Ojalá aprendamos de la pacha, de las papas, de los maíces que se puede ser diferente, que cada uno puede ocupar un lugar y cada uno puede ser protagonista en su espacio”, agregó.

El porqué de la caña con ruda

Este 1 de agosto también es costumbre para los pueblos originarios tomar caña con ruda. Se cree que cumplir con este ritual atrae la salud y la suerte y aleja la envidia y los maleficios.

Esta costumbre, enraizada en el norte argentino, se ha extendido por todo el país. Es una tradición milenaria, que proviene de los pueblos originarios de América que reconocían en la ruda múltiples propiedades medicinales contra parásitos y malestares gastrointestinales, además de su uso para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas. 

Como en agosto se producían grandes lluvias, que junto al frío causaban muchas muertes en la población y en el ganado, crearon este remedio natural que mezcla la caña con la ruda para superar estos problemas.

Si bien la tradición dicta que hay que tomarlo el primero de agosto, aquellos que se olviden o no alcancen a hacerlo, tienen la oportunidad de hacerlo hasta el 15 del mes. 

Además, en Argentina y varios países de América Latina, el primero de agosto se celebra el Día de la Pachamama. Es una fiesta de agradecimiento que se festeja de diferentes maneras dependiendo de la región. Uno de los ritos más populares, claro, es tomar caña con ruda.