Cuando todavía se estaban cargando los resultados de las elecciones del domingo, el candidato más votado, Javier Milei, brindó exultante un discurso ante su feligresía, donde reivindicó el credo neoliberal que propone para la Argentina.

"Quiero recordarles cuáles son nuestras ideas. El liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión, en defensa de la vida, de la libertad y de la propiedad privada", señaló el dirigente de ultraderecha. Casi como un mantra, añadió: "Sus instituciones son las propiedad privada, los mercados libres de intervención estatal, y la libre competencia".

Fiel a su estilo de pregonar una pretendida "cientificidad" a sus afirmaciones, Milei continuó diciendo que "los resultados están a la vista", afirmando que aquellos países que implementan este modelo "son ocho veces más ricos" que los que él consideró "países reprimidos".

Fácil de rebatir

Sin embargo esta estadística parece chocarse contra la realidad, ya todos los rankings de desarrollo humano desde hace décadas vienen siendo encabezados por las socialdemocracias europeas. 

Hubiera alcanzado con recurrir a esas estadísticas, pero mucho más fácilo lo hizo un turista austríaco que circunstancialmente se encontraba en Argentina y fue entrevistado en la calle del microcentro porteño por un móvil de Canal Extra Tv, durante el programa A Todo o Nada conducido por Tomás Méndez.

"El discurso de Milei está hablando de cosas que no tienen sentido", respondió el turista cuando fue sorpresivamente consultado por el movil. Tras lo cual continuó: "En los países más ricos de Europa, la escuela es del gobierno, la infraestructura es del gobierno, la salud es del gobierno...", dijo el turista, con un lógico conocimiento de causa. 

"En Europa vivimos mucho mejor", añadió, señalando que "los países con menos pobreza son los de Escandinavia, Noruega, Finlandia, Suecia", y luego añadió a la lista su propio país, Austria, y también Alemania. 

"El habla de que tenemos que privatizar la escuela, la salud... Y eso no funciona. Eso genera pobreza", remató.