El diputado nacional del Frente de Todos (FdT), Rodolfo Tailhade, sostuvo que la declaración que brindó Silvio Robles, asesor del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, ante la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja "confirma" la pertinencia del proceso de remoción que se sigue a los integrantes del máximo tribunal, y anticipó que los legisladores oficialistas solicitarán que el asesor sea relevado de su obligación de "mantener reserva" como funcionario judicial.

"La declaración ayer (martes) de Robles vino a confirmar lo bien que estamos haciendo en realizar el juicio a la Corte. El principal funcionario de la Corte, después de los jueces, es este cachivache que se presentó a despreciar a los representantes del pueblo y a intentar tomarnos el pelo. Seguramente en connivencia con Rosatti", afirmó en declaraciones radiales.

Robles se mostró "reticente" a responder las preguntas del oficialismo en la Comisión de Juicio Político en relación al fallo sobre la coparticipación que favoreció a la Ciudad de Buenos Aires.

El testigo se amparó permanentemente en el artículo 18 de la Constitución Nacional y en el artículo 8, inciso B del Reglamento de la Justicia Nacional para evitar contestar los requerimientos de los diputados del FdT.

El artículo 18 de la Carta Magna sostiene que "ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa".

Y sostiene que "nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos (...)".

Y el artículo 8B del Reglamento de la Justicia Nacional dice que magistrados, funcionarios y empleados deberán "guardar absoluta reserva con respecto a los asuntos vinculados con las funciones de los respectivos tribunales".

"Le vamos a pedir a la Corte que evalué su declaración y, para evitar estas chicanas, autorice a Robles a declarar sin la reserva de ese famoso artículo 8. A pedido nuestro, lo debería relevar del secreto de hablar del tribunal para que conteste las preguntas que no quiso contestar", afirmó Tailhade.

En ese sentido, el diputado aseguró que Silvio Robles "es un testigo reticente" que "no quiere decir la verdad ni declarar y no tiene ninguna justificación".

"Por lo tanto, incurre en falso testimonio. Ahora, a nosotros no nos interesa Robles, el objetivo es saber si Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda o Ricardo Lorenzetti incurrieron en mal desempeño", agregó Tailhade.
El diputado señaló que si los magistrados "a sabiendas de que Robles está siendo investigado por la justicia penal por trafico de influencias" no inician ninguna actuación administrativa "están incurriendo en causal de mal desempeño".

"Robles se amparó falsamente en el artículo 18, porque no esta imputado en ningún lado. Hoy Robles no tiene ninguna causa penal abierta ni se lo investiga. Comodoro Py se ha encargado de clausurar cualquier posibilidad de investigación de la connivencia entre (el exministro de Seguridad de CABA, Marcelo) D'Alessandro y Robles", subrayó.

Además, afirmó que se negó en su declaración a responder alegando que "no puede hablar del funcionamiento del Tribunal", negándose a decir si "fue él que ordenó eliminar el correo electrónico oficial de Rosatti".

"Vinieron 23 funcionarios de la Corte, la mayoría de la máxima jerarquía, y todos declararon sin ningún tipo de problema", completó.

Finalmente, anticipó que Robles va a realizar un careo con el exadministrador de la Corte, Héctor Marchi, quien en una declaración ante la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja brindó precisiones sobre irregularidades en la administración de la Obra Social del Poder Judicial que comprometen a integrantes del máximo organismo.